Compartir

La Policía Nacional aborta la entrega de 50 fardos en un centro comercial; varios sospechos se dieron a la fuga y acabaron estrellándose con el coche