Compartir

Muchos agricultores de la Ribera se han cansado de ver como sus cultivos son sacudidos frecuentemente por los ladrones y las administraciones no ponen medidas drásticas a esta problemática. Por este motivo, muchos han optado por hacer guardia en sus terrenos para evitar la entrada de extraños.