Compartir

Más de 1.500 kilos de frutas, hortalizas y alimentos no perecederos han sido donados por los vecinos a la cofradía Jesús Triunfante y Santiago Apóstol de la localidad, que los repartirá entre familias que se encuentran en situación de penuria económica y que necesitan de la ayuda y apoyo para poder cubrir sus necesidades alimenticias.