Compartir

La alcaldesa de Cartagena , Pilar Barreiro, indicó ayer que «nadie tiene la solución para evitar el botellón», y que la única medida que se puede tomar es la de tratar de prevenir que se produzca ese fenómeno, con un mayor control policial, como el que aplica el Ayuntamiento.