Compartir

En la más absoluta ruina. Así se encuentra un edificio restaurado por el instituto Valenciano de la Vivienda en 2008 para ofrecer, en concepto de alquiler social, sus 16 pisos. Según la Asociación de Vecinos del Barrio de La Coma, la entidad dependiente de la Generalitat «se despistó» a la hora de entregarlos y la delincuencia hizo el resto. «La falta de protección del lugar ha permitido que un pa…