Compartir

El martes por la mañana se divisó una mancha blanquecina flotando a unos 30 metros de la orilla de Tavernes. Un helicóptero de la Guardia Civil sobrevoló la zona y una embarcación del Servicio de salvamento se desplazó hasta esta mancha para tratar de averiguar de qué se trataba. Al final todo quedó en un susto. No llegó a activarse ningún protocolo tres comprovar que el agua blanquecina posibleme…