Compartir

Ya el verano pasado, durante el mes de agosto, la Universidad de Jaén adoptó la medida de reducir e incluso eliminar la climatización en los edificios donde no fuera estrictamente necesario que el aire acondicionado estuviera funcionando. El objetivo estaba claro: ahorrar energía y, por tanto, costes en una situación económica complicada por la elevada deuda que la Junta de Andalucía mantiene con …