Compartir

Víctor Sedov, segundo violín del teatro Bolshói de Moscú, se cayó ayer inexplicablemente al foso de la orquesta tras un ensayo y hoy ha fallecido en el hospital como consecuencia de los traumatismos sufridos. Así lo ha anunciado la portavoz de la entidad, Ekaterina Nóvikova, señalando además que Sedov “era un artista muy apreciado en el teatro por su humor y extraordinaria erudición”.

El músico tenía 65 años y ha estado trabajando en el Bolshói desde 1973. Se ha abierto una investigación para esclarecer el suceso. El incidente se produjo en el edifico anexo y uno de sus compañeros ha declarado que debajo del foso hay un sótano. Al parecer, alguien dejó abierta la trampilla. Cayó desde una altura de cuatro metros.

Tras numerosos escándalos, el más grave el ataque con ácido contra el ex director artístico, Serguéi Filin, acusaciones de corrupción, enfrentamientos dentro del colectivo, expulsiones y fugas de bailarines, el teatro atraviesa una profunda crisis que no ha logrado aún remontar.

La semana pasada, fue cesado como director general del Bolshói Anatoli Iksánov, que llevaba en el cargo desde septiembre de 2000. En su lugar ha sido nombrado Vladímir Urin, que, desde 1995, ha estado al frente del teatro de ópera y ballet Stanislavski y Nemiróvich-Dánchenko de Moscú.