Compartir

La estación de Renfe en Almería, cerrada al uso tras la apertura de la intermodal de viajeros, cuenta las semanas, meses y años que va sumando a su imparable proceso de deterioro. Son muchos más, no obstante, los que espera pacientemente a que la Junta de Andalucía la declare Bien de Interés Cultural por ser uno de los edificios de la capital más sobresalientes desde el punto de vista arquitectóni…