Compartir

El primero en subir su particular hombre a la pasarela del Centro Cultural Conde Duque ha sido la firma “García Madrid”, con una propuesta que ha revisado el imaginario clásico del “gentleman” inglés, en chaquetas entalladas y pantalones ajustados a la pierna, confeccionados en tonos frescos y azules.

“Hemos trabajado un colección de cortes limpios y cómodos llena de color, alejada de notas modernas o excéntricas”, ha explicado a Efe Estilo Manuel García diseñador de la firma.

El modelo inaugural ha sido toda una declaración de intenciones: chaqueta azul salpicada con motivos blancos, camisa, pajarita y sombrero de copa de rafia, un “look” típicamente “british” y clásico, pero con la frescura, naturalidad y comodidad como “leitmotive”.

Clasicismo sí pero muy contemporáneo, ha sido el común denominador de la propuesta de una firma creada en 2006, donde los calcetines blancos han rematado estilismo estampados con cuadro escoceses, príncipe de gales, pata de gallo y motivos corbateros.

“El hombre quiere ir actual y cómodo, pero no desea ser el más moderno”, puntualiza el creador, quien asegura que ahora el género masculino desea sentirse guapo, no disfrazado.

Para cerrar, la firma madrileña ha apostado por el esmoquin, una prenda que considera imprescindible en el armario masculino, y que ha subido a la pasarela en distintas modalidades, la más arriesgada una falda plisada negra combinada con chaqueta blanca y pajarita.

Menos arriesgada ha sido la propuesta de “El Ganso”, una firma capitaneada por Álvaro Cebrián y Alejandra Carbahlo, que hoy ha llevado a la pasarela MFSHOW MEN una colección alternativa con apuntes de colegio elitista inglés, repleta de colores luminosos y veraniegos como el verde manzana y el azul mar.

Americanas con coderas, bermudas pegadas, pantalones arremangados que dejan el tobillo al descubierto y camisas sueltas de cuadros, rayas o lisas son las prendas básicas de esta firma madrileña que viste a un joven travieso que reparte su tiempo entre campus universitario británico, el gimnasio y los bares y terrazas mas modernos.

Los polos, las gabardinas, los trajes de chaqueta y las sudaderas también han estado presentes en las propuestas de “El Ganso”, firma que más que ofrecer una serie de prendas novedosas ha revisitado sus clásicos para crear su propio verano con algunas prendas muy invernales.

La novedad: el lino, tejido con el se han cosidos camisas de rayas y americanas. Como no podía ser de otra manera, las deportivas, producto estrella de la firma, han brillado durante todo el desfile, y junto a ellas, mochilas, corbatas de cuadros escoceses y calcetines, accesorios que su joven público demanda.

Es la primera vez que desfila. “Esta pasarela es una iniciativa original y atrevida que ayuda a las firmas a posicionarse en un mercado internacional”, ha dicho el responsable de comunicación, Charly Woisselin.

Con acento británico, Eduardo Rivera ha presentado una serie de trajes que él denomina “tecnológicos”, por su tejido innovador que no precisa planchado, y que permite vestir al hombre desde por la mañana hasta por la noche, con tonos atrevidos como el magenta y el amarillo flúor, o los clásicos negro y azul marino.

De Europa salta a territorios como Marruecos y Oriente Medio para mostrar prendas donde lo fundamental es “comodidad, comodidad y comodidad”, ha señalado a Efe Estilo, el diseñador que defiende un estilo más casual en tonos caqui, arena, y gris, junto a una amplia gama de pañuelos que viajan desde Venecia a los elefantes de la sabana africana.

Rivera quería participar en esta pasarela para “tener más visibilidad, e ir a por todas”. Son tantas las ganas que tiene de estar a la altura de las grandes firmas que cada semana diseña e incorpora prendas nuevas a sus dos tiendas, para medirse codo con codo con el modelo de negocio “fastfashion” de Zara.

Tenkey pone esta noche el broche a la jornada de hoy con una colección desenfadada en la que desarrolla prendas “de corte clásico y con efecto lavado”, desde el día hasta la noche: para la mañana un “sport juvenil”, por la tarde “un bohemio castizo” y en la noche “prendas divertidas adornadas con pajarita”, ha señalado Clemente Gomez de Zamora, director de la firma.

Carmen Martín y Celia Sierra