domingo, 20 septiembre 2020 7:35

Hermés el imperio de la seducción

Hermès brilla. Y no deja de ser irónico. La marca que ha hecho del lujo discreto uno de sus mantras, deslumbra con sus cifras. La firma ha conseguido lo imposible: hablar de artesanía, negocio familiar y tradición, y facturar 3.484 millones de euros en 2012, con un incremento de un 22,6% y un beneficio neto un 25% mayor (740 millones de euros). Son estos números los que han hecho que los competidores se fijen en la madura pero lozana casa. Los hechos: en primavera de 2011, en el mercado secundario, el multimillonario Bernard Arnault compraba un 20% de las acciones de la empresa familiar que estaban en la Bolsa de París. Hermès no esperaba pretendiente. (Más información)