Compartir

La multinacional aporta 60.000 euros al Museo Naval para culminar la restauración exterior del sumergible, que podrá verse en septiembre