Compartir

Las llamas, originadas junto a la urbanización Almoraig, entre la ciudad turronera y La Torre, hicieron recordar el siniestro mortal del verano pasado