Compartir

Los empresarios quieren incluir algunos sábados como jornada laboral, pero los sindicatos no negociarán este punto