Compartir

Suma y sigue. El circuito de Fórmula 1 situado en el barrio del Grao se degrada a pasos agigantados. Una buena muestra de ello es la imagen que presenta un túnel que atraviesa las pistas y que está anegado.