Compartir

Médicos del hospital implantan una técnica que evita a la paciente pasar por el quirófano y reduce las esperas para conocer los resultados