Compartir

La instalación, que carece de camas, electricidad y agua potable, será alquilada como refugio de montaña