Compartir

La inestabilidad que padecen Egipto, Turquía y Túnez va a dar una oportunidad de oro al sector turístico regional durante algún tiempo. Una oportunidad para que la hostelería sanee balances, se modernice, profesionalice sus plantillas y margine a esos pseudoempresarios que solo desean 'hacer el agosto' a costa de los visitantes, sin importarles la imagen que luego se lleven de la Costa Cálida. Es …