Compartir

Muchos vecinos de Berceo se levantaron ayer nerviosos por llegar a tiempo a ver la reinstalación de las campanas en la torre de la parroquia. Estas habían permanecido varios meses en un taller en Valencia para ser reparadas. Desde muy temprano una enorme grúa se ubicó entre la iglesia y las casas más próximas, mientras otra gran pluma descargaba de un camión situado en la carretera cuatro campanas…