Compartir

Una finca de campo ubicada en la localidad de Alfarp, en la comarca de la Ribera Alta, acumula toros y vacas al borde de la desnutrición. Como denuncian los vecinos, los dueños de la propiedad no se ocupan de ellos y los tienen viviendo en condiciones pésimas.