Compartir

Una vitalidad urbana, rebelde y juvenil coloreó el desfile del salón “Who's Next Prêt-à-porter”, que en su vigésima edición propuso evocar el folclore y la tradición azteca en las colecciones de la próxima primavera-verano de 2014.

La interpretación de un México religioso y mágico fue la más aprovechada en estas colecciones amateur que dieron rienda suelta a la impresión de calaveras, corazones, cruces, flores, cactus o máscaras de luchador en la mayoría de sus tejidos.

Una atrevida mezcla de piezas clásicas teñidas de exotismo fue la propuesta de la escuela mexicana IESModa Casa de Francia, que presentó 24 “looks” inspirados en los clanes urbanos americanos y en el trabajo que ha desarrollado sobre estos el fotógrafo Federico Gama.

“Nuestra fuente de inspiración han sido los 'mazahua cholo skato punk', una tribu urbana que aunque trabaja en la construcción, durante el fin de semana se viste muy a la moda porque combina su faceta indígena con el punk o el skate”, declaró a Efe la directora de IESModa, Emmanuele de Roman.

Los alumnos, que pasearon ellos mismos sus creaciones, han confeccionado una línea en la que las referencias históricas, geográficas y culturales se fusionan y dan lugar a la experimentación tanto técnica como artesanal.

Las mantillas adornadas con motivos aztecas y combinadas con faldas vaqueras de corte regional o las chaquetas tan abultadas como las de practicar esquí desplazan a la mujer coqueta para concederle todo el protagonismo a la inconformista y enérgica.

Para ellos, los petos salpicados de estampado leopardo, las medias rojas o naranjas a lo Luis XIV y las botas en punta doradas y rematadas con lentejuelas de colores, proponen olvidar los “prejuicios masculinos acomodados en occidente”.

Alejandro Rincón, alumno de 25 años en tercer curso de la IESModa, quiso “invocar a los cholos y los chakas” de su país con una camisa transparente colmada de tatuajes en el dorso y colocada sobre un corpiño bordado con los símbolos propios de las procesiones de San Judas.

“Mi objetivo era ahondar en la tradición y las creencias para romper con el cliché que considera que México es un desierto con cactus”, manifestó el joven.

Mónica Domínguez, de 23 años, vistió una cazadora de cuero “recubierta de milagritos” -cruces y cuchillos, entre otros- y un vestido palabra de honor blanco inspirado en Frida Kahlo.

“Los cinturones que descubren una espalda desnuda y la estampación de dos manos negras a la altura del pecho pretenden plasmar el humor mexicano”, explicó Domínguez, que finalizará sus estudios en diciembre.

La estética “underground” rematada con elementos “yanquis” estuvo presente en una pasarela por la que deambularon zapatillas “Converse” y “Vans” con plataforma, camisas de tirantes anudadas a la altura del ombligo y pañuelos sobre el cabello en forma de cinta.

“Hemos elegido la temática mexicana para esta edición porque queríamos concebir un universo visual fresco, colorido, libre y un tanto kitch”, comentó la responsable de prensa del evento, Elodie Lavesvre.

“Who's Next Prêt-à-porter” nació como el primer escaparate de estilo urbano y en veinte años se ha convertido en el líder de los salones internacionales de moda de la capital francesa, donde participan dos mil marcas entre vestimenta y accesorios.

La mayor parte de los expositores, el 42 %, corresponde a firmas europeas, sin embargo las asiáticas y americanas, ambas con un 7 %, se hacen más patentes cada año.