Compartir

Una nueva ordenanza permitirá incentivar las reformas de viviendas en Ontinyent sin depender de la Generalitat, que no ha pagado su plan de ayudas de 2008 y no ha puesto en marcha el de 2012