Compartir

El Ayuntamiento ha sido condenado por la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) a pagar a la empresa Aqualia la cantidad de 840.000 euros que considera le adeuda por sus servicios en el Centro Deportivo Municipal y en dos piscinas.