Compartir

Hasta dos veces acudió la policía. «Qué raro, no corre» informaba el agente por radio a sus compañeros de comisaría cuando se aproximaba a Jorge Rubio, que remataba su obra en los muros de la rampa de acceso a la nueva Casa de la Juventud, en el Parque Central. Pero este joven, de 13 años de edad, no tenía por qué hacerlo. Es, junto a Pau Morell, Germán Andrés y Fran Collado, de 14, 15 y 21 años, …