Compartir

Ahora que el verano se ha instalado, lo más aconsejable es elegir destinos en los que el agua sea protagonista para hacer más llevadera la caminata. En esta ocasión, optamos por un paseo por el litoral lorquino, 8 kilómetros de tranquilas playas y recoletas calas a las que, en la mayoría de los casos, solo se puede acceder caminando.