Compartir

Las espectaculares vistas desde la torre de la Catedral es uno de los motivos del éxito de las visitas nocturnas guiadas, organizadas por el Obispado. La convocatoria para las noches de los martes y jueves ha tenido tal aceptación, que el obispado ha decidido ampliar las visitas al mes de agosto y a la primera quincena de septiembre. También hay subidas por la mañana, de 9 a 10 horas.