Quantcast

El condenado por romperle la nariz a un amigo afirma que éste chocó con una farola

Un hombre que fue condenado por un juzgado de Instrucción de Molina de Segura por romper los huesos de la nariz a un amigo se declaró inocente en el recurso que presentó ante la Audiencia Provincial. En él sugirió que las lesiones pudo producírselas él mismo al chocar contra una farola porque iba bebido.

Artículo anteriorDel flamenco a la clásica y vuelta
Artículo siguienteDemagogia del PSOE
Comentarios de Facebook