Quantcast

Los 6 mejores rasgos que puede tener un jugador de póker en línea

#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años

Se pueden utilizar diferentes criterios para describir lo que hace a un buen jugador de póquer. Sin embargo, una de las cosas que más definen el éxito en la industria es la consistencia. La capacidad de ganar consistentemente en el póker es, de hecho, un bien escaso en el mundo del póker. Los jugadores llegan y se van continuamente en una puerta giratoria a lo largo del tiempo.

Luego están los jugadores de póquer habituales que triunfan constantemente a lo largo del tiempo. A lo largo de muchos años, sigues encontrándote con su nombre. Prosperar tanto en la esfera del póquer en línea como en las mesas físicas no es una hazaña fácil, pero ciertas cualidades y rasgos pueden ayudarte a tener éxito. Si tu objetivo es hacer carrera en el juego, entonces necesitas ser dedicado y poseer muchas de las siguientes cualidades.

Tus posibilidades de éxito disminuyen significativamente si no tienes todos estos atributos. No se trata de desanimarte, sino de inspirar e inculcar la dedicación necesaria para el éxito. Aunque pueda parecer desalentador, puedes desarrollar estos rasgos estelares del póker con tiempo y esfuerzo.

Sin más preámbulos, he aquí algunas características fundamentales que tiene una verdadera obra de póquer para tener éxito.

Dispuesto a asumir riesgos

Ser un jugador de póquer competente implica cierto grado de temeridad, aunque no hace falta ser la persona más valiente que haya existido jamás. En otras palabras, si tu temor se basa en cualquier cosa que no sea el póker, nunca podrás tener miedo a perder.

Tienes que estar dispuesto a asumir riesgos, lo que significa que debes ser capaz de jugar cada mano al máximo de su potencial, incluso si eso significa perder una cantidad significativa de las ganancias de tu sesión o abandonar el torneo antes del siguiente pago. Debes ser capaz de ejecutar una jugada correctamente sin tener en cuenta ninguna consideración externa si tiene sentido desde el punto de vista del juego.

Tiene una gran fortaleza mental

La mayoría de la gente tiene problemas mentales cuando juega al póquer porque el resultado del juego está fuera de su control. Eso incluye no entender los fundamentos de cómo funciona el juego.

Como resultado, a muchos les pilla desprevenidos y se descarrilan antes de ponerse en marcha cuando llega el primer bajón importante. La culpa la tiene la falta de conocimiento de que una carrera de póquer a largo plazo, tanto si se juega al póquer en línea como en las mesas, es simplemente una sucesión de altibajos. En realidad, los mejores jugadores saben que aceptar la idea de que los descensos son inevitables puede ayudar a prepararse para ellos. Tener una gran fortaleza mental ayuda a prepararse para las bajadas y a sobrellevarlas.

Tener una afinidad natural por el póker además de inteligencia

Algunos de los jugadores de póquer más famosos del mundo se iniciaron mucho antes de que la gente empezara a jugar al póquer online. Jugadores como Phil Hellmuth, Doyle Brunson y Stu Unger alcanzaron un gran éxito gracias a sus habilidades naturales.

Aunque algunas personas tienen una habilidad natural para el póquer, los mejores jugadores están constantemente perfeccionando sus habilidades en el panorama competitivo actual. Te quedarás rápidamente por detrás de tus oponentes si no trabajas constantemente para mejorar. Esta afirmación es válida tanto para los juegos de mesa como para algunos de los mejores sitios de póquer.

Tiene un fuerte instinto

Esto es un poco complicado de explicar, pero podría entenderse utilizando el póquer de teoría del juego óptimo (GTO). Se basa únicamente en las matemáticas de cada situación, el tipo de póquer que muchos jugadores de hoy en día se esfuerzan por jugar. El objetivo de la estrategia GTO es ser lo más impecable posible, aunque los humanos no pueden jugar al póquer de forma perfecta en todas las situaciones como lo hace un ordenador.

Aunque el GTO se considera el estándar de oro y el póker se está «resolviendo», todavía hay un elemento humano en el juego, que es donde el fuerte instinto se lleva la palma. Sea cual sea el tipo de póquer al que estés jugando, ya sea una ronda fascinante de Texas Hold’em o de Omaha, tu instinto puede guiarte hacia dónde llevar el juego. Una vez que haya perfeccionado su intuición, sabrá cuándo hacer un farol y cuándo retirarse.

Genial con la gestión de los fondos

La gestión de tu dinero es la clave del éxito en el póker, y no es difícil de aprender siempre que estés dispuesto a comprometerte. Muchos buenos recursos explican la mejor manera de gestionar tu bankroll sobre las apuestas y los juegos que juegas, así que sólo tienes que seguir sus consejos. Por supuesto, no pienses que esto es algo opcional: tener una buena estrategia de gestión del bankroll es crucial si quieres tener alguna posibilidad de éxito en el póker.

Y por último, un gran jugador de póker sabe cuándo no jugar

El principal problema es casi siempre el cansancio. Cuando jugamos, aunque no podamos concentrarnos, nos resulta imposible rendir al máximo y pensar tan profundamente en el juego. Para ponerlo en perspectiva, si un jugador suele pensar en el nivel 4, cuando se cansa o está quemado, sus pensamientos sólo pueden registrarse en los niveles 3 o 2. Por lo tanto, también es importante tomar descansos, tener un excelente equilibrio entre el trabajo y la vida privada, y no pensar en el póquer a veces.

Conclusión

Lo único que necesitas para destacar en el póquer y ser mejor que los demás es tu pasión por el juego. Algunas personas son buenas entendiendo el comportamiento humano y ajustándose a él mientras juegan, pero no son demasiado buenas con otros aspectos técnicos, como la probabilidad matemática de ganar.

Sin embargo, el éxito llega si estás dispuesto a esforzarte lo suficiente y te apasiona. ¿Y qué mejor escenario para practicar que GGPoker, la mayor sala de póker del mundo? ¡Regístrese ahora!