Quantcast

Grupo Copisa, presidido por Anna Cornadó, ha presentado su Informe de Sostenibilidad 2021

/COMUNICAE/

El informe de sostenibilidad de Grupo Copisa, cómo comenta Anna Cornadó, se realiza anualmente desde 2010 utilizando como referencia algunos indicadores de los estándares del Global Reporting Initiative (GRI) que se consideran relevantes, y tomando como referencia los 10 Principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas, así como su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Todo ello lo hacen con la finalidad de comunicar, a sus grupos de interés y a la sociedad, su progresión anual en un triple ámbito —económico, social y medioambiental— con precisión y transparencia.

En el marco de los sistemas de gestión implantados en materia de calidad (ISO 9001), medio ambiente (ISO 14001), salud y seguridad en el trabajo (ISO 45001), energía y eficiencia energética (ISO 50001), I+D+i (UNE 166002) y compliance (ISO 37001 y UNE 19601), en Grupo Copisa han definido una serie de indicadores de seguimiento con el fin de seguir la evolución del comportamiento de su organización a lo largo del tiempo y de analizar el efecto de las acciones emprendidas.

Como novedad, el presente informe recoge también las actividades elegibles, dando cumplimiento al requerimiento europeo, según el acto delegado de Taxonomía publicado el 9 de diciembre de 2021.

El objetivo de Grupo Copisa, comenta Anna Cornadó, es contribuir, a través de sus ámbitos de actuación, a la transformación de las ciudades y entornos en los que lleva a cabo su actividad, planteando soluciones globales e innovadoras para la gestión eficiente de los recursos y la mejora de las infraestructuras, contribuyendo de esta forma al progreso sostenible de la sociedad.

Para Anna Cornadó, presidenta del grupo, buscar sinergias y encontrar soluciones sostenibles, innovadoras y eficientes que generen un impacto real constituye un reto que requiere de los esfuerzos conjuntos de las distintas áreas de negocio.

Comprometidos con la sostenibilidad, aspiran a metas cada vez más ambiciosas, contribuyendo a mantener y consolidar el desarrollo sostenible de las sociedades en las que operan, impulsando la contribución a los ODS a través de su estrategia y gestión responsable.

Estrategia ESG
Según Anna Cornadó: “La estrategia considera la sostenibilidad económica y financiera, aplicando criterios e indicadores ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) para evaluar el desempeño”.

Conscientes de que sus principales impactos se encuentran en el ámbito ambiental, pero también en el campo laboral y social, han desarrollado planes de acción que conducen a buenas prácticas ambientales, éticas y sociales, cruciales para gestionar los impactos de Grupo Copisa

Todas estas acciones, entre otras, forman parte de su política de sostenibilidad y responsabilidad corporativa, que se considera clave en su modelo de negocio, especialmente bajo el escrutinio de la nueva taxonomía fijada por la Comisión Europea. Sus dos objetivos principales de «mitigación del cambio climático» y «adaptación al cambio climático» representan sus prioridades y tienen respuesta en las diferentes prácticas ambientales.

Además, en colaboración y diálogo con grupos de interés internos y externos, están trabajando activamente en el desarrollo laboral y social.

Taxonomía europea
La taxonomía de la UE es un sistema para clasificar actividades económicas ambientalmente sostenibles. Se desempeñará un papel importante ayudando a la UE a aumentar la inversión sostenible e implementar el Pacto Verde Europeo. De esta forma, creará seguridad para los inversores, protegerá a los inversores privados del lavado de cara verde, ayudará a las empresas a ser más respetuosas con el clima, y contribuirá a trasladar las inversiones hacia donde más se necesitan.

El Reglamento se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea el 22 de junio de 2020 y entró en vigor el 12 de julio de 2020, estableciendo seis objetivos ambientales. No todos ellos se aplican con la misma prioridad para Grupo Copisa, pero todos son igualmente relevantes: la mitigación del cambio climático, la adaptación al cambio climático, el uso sostenible y protección de los recursos hídricos y marinos, la transición a una economía circular, la prevención y control de la contaminación, y la protección y restauración de la biodiversidad y de los ecosistemas.

La taxonomía establece un listado de las actividades que contribuyan sustancialmente a uno o varios de los objetivos.

Las personas
El activo más importante son las personas. Constituyen el motor de la compañía, y su principal ventaja competitiva son sus conocimientos, sus habilidades y sus capacidades potenciados por la motivación y la identificación con los objetivos generales, en este caso, del Grupo Copisa.

Desde Grupo Copisa articular un equilibrio racional en cuanto a conciliación de la vida personal con la profesional, la gestión de la diversidad y la igualdad de oportunidades, el bienestar en el trabajo, la salud y la seguridad, e incidir de modo particular en la relevancia de la formación y en el desarrollo profesional.

La formación recibida por todos los profesionales del Grupo Copisa revela no solo su grado de competencia, sino también su adaptación a las nuevas y cambiantes necesidades del entorno, mejorando las capacidades, habilidades, actitudes y aptitudes de los profesionales para el desempeño de su actividad.

Fuente Comunicae

spot_img