Quantcast

Kia espera obtener un beneficio de unos 7.470 millones de euros para el año 2026

La firma automovilística Kia espera alcanzar un beneficio operativo de 10 billones de wones (7.470 millones de euros al cambio actual) y una facturación de 120 billones de wones (89.687 millones de euros) para el año 2026.

Así lo confirmó la compañía en el evento virtual del Día del Inversor 2022, donde presentó su hoja de ruta hasta 2030, así como sus objetivos financieros a medio y largo plazo.

En este sentido, la compañía pretende aumentar su capitalización bursátil hasta los 100 billones de wones (74.701 millones de euros) en 2026, lo que supone triplicar los 33 billones de wones (24.651 millones de euros) de finales de 2021.

La firma japonesa planea obtener el 39% del beneficio operativo de los vehículos eléctricos en 2026 con la reducción de los costes fijos a través de la expansión del volumen y la reducción de costes del desarrollo tecnológico, mientras que la contribución al beneficio operativo de todos los modelos electrificados alcanzaría el 52%, superando la de los modelos con motor de combustión interna.

OFENSIVA ELÉCTRICA

A partir de 2023, Kia tiene previsto lanzar al menos dos vehículos eléctricos al año y crear una gama de 14 vehículos eléctricos para 2027, tres más que lo establecido anteriormente, al añadir dos camionetas eléctricas y un turismo eléctrico.

Gracias a nuevos modelos como el EV9, Kia espera aumentar las ventas de sus eléctricos hasta 807.000 unidades en 2026 y 1,2 millones en 2030, lo que supone un aumento del 36% con respecto al objetivo de ventas para 2030 anunciado el año pasado.

Además, prevé que más del 80% de estas ventas en 2030 procedan de Corea, Norteamérica, Europa y China, y que representen el 45% de las ventas totales de Kia en estos mercados principales.

Partiendo del objetivo de ventas globales anuales de 3,15 millones de unidades en 2022, espera alcanzar los cuatro millones de unidades en 2030, un aumento del 27% respecto al objetivo de Kia para 2022.

Kia tiene previsto establecer una estrategia de oferta y demanda de baterías y actualizar la tecnología de las mismas, ya que se espera que la demanda aumente significativamente de 13 gigavatios-hora (GWh) a 119 GWh en 2030 debido al aumento de las ventas de vehículos eléctricos.

Así, suministrará baterías desde la empresa conjunta de baterías de Indonesia y aumentará la densidad energética de las mismas en un 50% para 2030 y reducir los costes del sistema en un 40%, mejorando así tanto el rendimiento como la competitividad del precio.

COCHE CONECTADO Y AUTÓNOMO

Por otro lado, Kia ha destacado cuatro áreas «clave» de producto para liderar la industria de la movilidad del futuro: servicios de coche conectado, tecnología de conducción autónoma, rendimiento y diseño.

Por ello, a partir de 2025, toda la gama de vehículos Kia estarán equipados con la disponibilidad de los servicios de actualización de software OTA (Over-the-Air) y FoD (Feature-on-Demand).

La gama de tecnologías de conducción autónoma de Kia, denominada AutoMode, se ampliará rápidamente en toda la gama a partir del EV9 en 2023, optimizando el rendimiento a través de actualizaciones inalámbricas y se mejorará a medida que se desarrolle la tecnología.

Kia también se centrará en ofrecer un diseño diferenciado para sus productos y en ampliar la oferta de modelos de altas prestaciones. A partir del lanzamiento del modelo de alto rendimiento EV6 GT, Kia tiene previsto ampliar la gama GT a todos los modelos eléctricos.

Finalmente, Kia desarrollará un vehículo específico (PBV) que se desarrollará con una estructura flexible que se asienta sobre una plataforma plana de vehículos eléctricos de tipo monopatín, de modo que el tamaño y la forma puedan ajustarse según el propósito y las necesidades del cliente.

Kia lanzará su primer PBV en 2025 que tendrá un tamaño similar al de un vehículo de tamaño medio, con una escalabilidad inherente. A medida que crezca el mercado de los PBV, Kia tiene previsto ampliar gradualmente su gama de microvehículos a grandes PBV que pueden ofrecer una alternativa al transporte público o incluso utilizarse como oficinas móviles.

«Kia ha estado experimentando una transformación a gran escala que ha incluido cambios en la visión corporativa, el logotipo, el producto y el diseño, y la estrategia. Para alcanzar la visión de la empresa de convertirse en un proveedor de soluciones de movilidad sostenible, nos centraremos en acelerar la transición a los modelos de negocio del futuro. Nos centraremos aún más en el cliente y perseguiremos una transformación dinámica al tiempo que mantenemos unas operaciones comerciales sólidas», ha declarado el presidente y consejero delegado de Kia Corporation, Ho Sung Song.