Quantcast

Gran Hermano: Este es el trágico destino de algunos concursantes

Se dice que hay una maldición para los concursantes de Gran Hermano. Empezó con Ismael Beiro, ganador de la primera edición, y fue continuando por diversos concursantes en forma de accidentes, tumores y muy mala suerte. ¿Cuál fue el trágico destino de estos concursantes? Aquí te lo contamos.

El trágico destino de algunos concursantes de Gran Hermano

Gustavo Hernández

Gustavo, de la cuarta edición del Gran Hermano, fue el que tuvo el destino más trágico de todos. Ocurrió en 2006, cuando Gustavo, en compañía de una amiga suya llamada Mónica, se bajaron del tren Estrella, que iba de Santander a Madrid, y en vez de pasar por los subterráneos, decidieron cruzar por las vías.

Destino o desatino: el tren que hacía el recorrido Hendaya-Lisboa, les arrolló sin que se pudiera hacer nada, y ambos fallecieron en el acto. Gustavo ya era famoso en sus círculos, antes de entrar a Gran Hermano, por ser boxeador, aunque la fama le llegaría con el reality.