Quantcast

Los motivos por los que no deberías tomar uvas en Nochevieja

Desde finales del siglo XIX, en España es tradición terminar el año con doce uvas. Nos comemos una por cada uno de los últimos doce segundos del año. Es una costumbre procedente de Francia e incorporada al acervo patrio por la burguesía madrileña.

No está muy claro qué simbolizan exactamente las doce uvas; podría ser los meses del año o la hora en que finaliza el día 31 de diciembre para dar paso a un nuevo año. En cualquier caso, sí sabes por qué te las comes. Se dice que acabar el año sin llevar a cabo este ritual trae aparejado un mal augurio para el siguiente. Sin embargo, la suerte que deseamos conseguir con el acto de comernos las uvas puede truncarse en ese mismo instante. Te explicamos por qué.

Peligroso para mayores y niños

niño uvas

Como adelantábamos arriba, el comer las uvas no sólo es sinónimo de buena fortuna, sino que también se puede convertir en un peligro. Especialmente, los niños menores de 5 años y los adultos mayores de 65 deben tener cuidado cuando lo hagan. Te contamos el motivo, para que puedas tener una Nochevieja tranquila.