Quantcast

Hígado graso: alimentos que te ayudan a que desaparezca

El hígado graso se caracteriza por acumulación de grasa en las células del hígado. Es normal que el hígado tenga grasa por sí mismo, pero esto no causa síntomas de enfermedad. El exceso de grasa puede provocar una inflamación conocida como esteatohepatitis, aunque no suele tener relación entre la cantidad de grasa presente y la inflamación. La esteatohepatitis puede provocar cirrosis y existe una relación con el cáncer de hígado.

¿Cuáles son los síntomas del hígado graso?

¿Cuáles son los síntomas del hígado graso?

La mayoría de los enfermos de hígado graso no presentan síntomas. Algunas personas pueden describir estar cansadas o tener molestias abdominales en el lado derecho. Los que desarrollan cirrosis no suelen tener síntomas en las primeras fases. A medida que avanza, pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • Coloración amarillenta de la piel o los ojos (ictericia)
  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)
  • Sangrado en el esófago, el estómago o los intestinos
  • Confusión mental (encefalopatía)

Las personas con hígado graso rara vez presentan síntomas hasta que desarrollan una enfermedad hepática terminal llamada cirrosis. Por eso es importante concienciar a la población sobre esta enfermedad. Las personas con alto riesgo de desarrollar HGNA, como la obesidad, la diabetes de tipo 2 y los antecedentes familiares, deben considerar la posibilidad de evaluar la presencia de la enfermedad y el estadio de la lesión hepática.