Quantcast

Las razones por las que no deberías tomar miel

Debemos iniciar este artículo mencionando que la miel es el único alimento comestible para el ser humano. Que es fabricado por una de las más de 950.000 especies de insecto que existen en el mundo.

A nivel mundial, un gran número de personas consumen miel a diario, ya sea sola o como acompañante; dar sabor a lácteos y las frutas. Además de suplemento en las ensaladas y algunas galletas o pan a la hora de merendar.

LEA TAMBIÉN: DE MIEL DE ABEJA A MIL FLORES: CUÁNTOS TIPOS DE MIEL HAY Y CÓMO DIFERENCIARLA

Y es que desde hace muchísimos años, la miel es una de las alternativas más saludables al azúcar refinado. Y se caracteriza por ser un producto viscoso, dulce y lleno que aporta múltiples beneficios a las personas.

No obstante, aún no se cuenta con pruebas científicas que comprueben todas sus ventajas nutricionales. Lo que si se conoce es que aproximadamente el 80% de su composición posee monosacáridos o azúcares.

¿Es sano tomar miel cada día?

¿Es sano tomar miel cada día?

Más allá de sus contraindicaciones, la miel está conformada por potasio, calcio, magnesio y fósforo, entre otros minerales, al igual que vitaminas del grupo B y C. Asimismo, su alto nivel de azúcar aporta algo bueno al cuerpo humano: poder antiséptico y antimicrobiano.

Ahora bien, como mencionamos anteriormente, no todo lo que brilla es oro, pues la miel posee un 18% de agua y un 82% de azúcares. Que a su vez estos se dividen en glucosa y fructosa, es decir alto niveles de almíbar por lo que es necesario controlar su consumo.