Quantcast

Esta es la multa que pagarás si conduces con abrigo

Estamos entrando en el momento más frío del año. Una temporada para el que probablemente hayamos rescatado nuestras prendas de abrigo más calientes. Así, a la hora de salir de casa nos pertrechamos con ellas para amortiguar el frío de la calle, con la intención de seguir así hasta volver a algún espacio acondicionado. Pero para conducir, la DGT (con reglamento en mano) pone especial atención en esto con su respectiva multa.

Porque, a menos que guardemos nuestro coche en un garaje, lo más probable es que cuando vayamos a hacer uso de él la temperatura en el interior del habitáculo sea realmente baja. Nuestro primer pensamiento será el de montarnos directamente y no deshacernos de ninguna de las prendas de abrigo. Sin embargo, desde Tráfico nos avisan que podrían acarrear con una multa por ello. Lo repasamos.

Qué trucos tenemos para no depender del abrigo al volante

En este sentido, también tenemos que decir que, si no queremos que esto nos pase, tenemos a nuestro alcance una serie de consejos que harán por facilitarnos bien la tarea a la hora de ponernos sobre el volante. Y sí, esto sí lo permite en su totalidad la DGT.

Son trucos que ayudarán a utilizar correctamente la calefacción del coche y evitar así usar prendas acolchadas. Por ejemplo, el sistema de calefacción que, al contrario del de aire acondicionado, no supone un incremento del consumo del combustible.

Por tanto, no hay que tener reparo en encenderla cuando es necesario. Junto a ello, es vital tener paciencia, esperar a que el coche coja la temperatura idónea poco a poco y por último, cuando el coche recorre unos kilómetros, será más fácil que genere calor de manera más rápida.

Aunque esto se ha minimizado en los coches más modernos, si el automóvil es más antiguo, tardará más en hacerlo. En todo caso lo más recomendable es encender el motor y esperar con el coche parado a que empiece a salir aire caliente de las toberas de climatización. Así, podremos quitarnos el abrigo una vez la calefacción empiece a notarse y así emprender la marcha.