Quantcast

Volvo avanza en su estrategia de electrificación en Oriente Medio con distintas asociaciones

Volvo Cars renueva su compromiso con Oriente Medio a través de diversos avances con los que la marca ampliará su red existente de socios, abrirá un centro de distribución de recambios regional y pondrá a disposición de los clientes de la región una experiencia de compra premium con la apertura de un Volvo Studio en Dubái, según informa la compañía en un comunicado.

La visión estratégica de la compañía sueca está diseñada en torno a tres pilares clave: electrificación, ‘online’ y crecimiento.

Estos avances coinciden con el lanzamiento del primer modelo eléctrico puro, el XC40 Recharge, en los países que forman parte del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC) y servirá para impulsar una gama de productos Recharge eléctricos puros en determinados mercados.

Volvo, como parte de su estrategia comercial, realizará una fuerte inversión en sus canales de ventas ‘online’, reducirá la complejidad de su oferta de productos e implantará unos modelos de precios «transparentes».

En Dubái, Volvo espera transformar la experiencia de compra de vehículos para los clientes con la apertura de un Volvo Studio en un centro comercial, el primer espacio minorista de su categoría en la región y el segundo en Oriente Medio después del de Kuwait.

El planteamiento del Studio responde a las ambiciones globales de Volvo de cambiar el modo y el espacio de encuentro con sus clientes. Esto permite a los clientes interactuar con la marca a su manera y de la forma que les resulte más cómoda, ya sea en persona u online.

Para reforzar su compromiso, aparte de la ampliación de su red de socios, la compañía también ha abierto su primer centro de distribución de recambios en Dubái, con 2.100 metros cuadrados de superficie en los que hay capacidad para almacenar hasta 5.000 referencias distintas.

Al disponer de este centro, Volvo podrá hacer entregas diarias de recambios, con lo que tanto los socios nuevos como los existentes de la marca podrán ocuparse puntualmente del mantenimiento y las reparaciones con unos plazos de entrega muy reducidos gracias a esta nueva capacidad de servicio «puerta a puerta».