Quantcast

Volkswagen Navarra cerrará también el 13 de diciembre por el problema de suministro

La dirección de la factoría de Volkswagen en Navarra ha comunicado este jueves a la plantilla que cerrará también el día 13 de diciembre, después de que el miércoles anunciara un cierre de dos semanas, entre el 29 de noviembre y el 12 de diciembre, todo ello por el problema en el suministro de piezas.

Además, la empresa ha informado también de que previsiblemente será necesario cerrar el 17 de diciembre, aunque ha quedado pendiente de confirmarlo.

La dirección del centro ha comunicado que se sigue sin tener datos concretos en el contexto actual con el que poder plantear una propuesta de calendario general para 2022, por lo que ha solicitado esperar a las ultimas semanas del año para acordar tanto el general como el definitivo de febrero y marzo. Esta solicitud ha sido atendida por todos los presentes, según ha informado UGT.

Desde la compañía han advertido también de la imposibilidad técnica de atender lo solicitado por el comité para amortiguar el atraso de cobro del SEPE y a su vez ha propuesto reconocer con 400 euros el esfuerzo realizado por la plantilla durante la pandemia de coronavirus, los lanzamientos y la adaptación a los problemas surgidos de los semiconductores, tal y como se reflejaba en el acuerdo del segundo semestre firmado por UGT.

Además, en la reunión se ha planteado que, en previsión de que la situación tiende a continuar en 2022, se hace necesario seguir con la mecánica establecida hasta la fecha. Para hacer frente a la citada situación, se acordará un nuevo ERTE o se renovará el actual, ambas propuestas basadas en las condiciones actuales y en función de lo que se regule en ese momento por la ley.

Se ha dejado abierta la posibilidad de reconocer de nuevo a la plantilla en 2022 si se repiten las circunstancias de este año.

Los 400 euros se abonarían a final de este mes a toda la plantilla de convenio activa el día del pago (el 7 de diciembre a los que cobran en pago único) y será proporcional a la jornada (no a la presencia): personal que trabaja hasta cuatro horas, 200 euros, y personal que trabaja más de cuatro horas, 400 euros.

Desde UGT han explicado que, «al margen de valorar la mayor o menor cuantía de la cantidad», les satisface lo planteado «por reconocer el esfuerzo realizado durante la pandemia, por reconocer lo solicitado por UGT ya en el mes de enero de este año y lo acordado en el acuerdo del segundo semestre, por reconocer el esfuerzo de la plantilla ante los lanzamientos y por reconocer el compromiso de la plantilla ante la situación de los semiconductores».

Además, han afirmado que este pago «sirve en parte para amortiguar en noviembre la deuda con el SEPE, refuerza la unidad mostrada desde el Covi y que será clave para afrontar los retos próximos, y permite acabar el año reforzando el acuerdo, que es el camino que nunca debemos abandonar».

«Habiendo recibido el apoyo explícito mayoritario por parte de UGT y CC.OO., la dirección dará orden de pago gracias al cual recibiremos la cuantía indicada la próxima semana», ha indicado.