Quantcast

La rentabilidad de los concesionarios sube respecto al trimestre anterior, pero cae frente a 2020

Los concesionarios españoles de automóviles cerraron el tercer trimestre del año actual con una rentabilidad sobre facturación del 0,8%, lo que supone una mejora respecto al 0,36% del trimestre anterior, pero muestra una disminución en la comparativa con el 0,86% contabilizado en el mismo período de 2020.

Según datos de Snap-on Business Solutions, la rentabilidad intermensual de los concesionarios se incrementó hasta el 0,8% el trimestre pasado, frente al 0,36% del segundo trimestre, del 0,86% del mismo trimestre de 2020 y del 1,15% con el que finalizaron 2020.

Este aumento estuvo impulsado en buena medida por el crecimiento de la rentabilidad del área de Ventas de los concesionarios, que se incrementó un 7,18% interanual, al tiempo que la rentabilidad del área de Posventa también subió un 0,53%.

A pesar de esta progresión intertrimestral, el informe pone de manifiesto que los puntos de venta españoles no consiguen recuperar los niveles de facturación previos a la pandemia, pese a cerrar el tercer trimestre del año actual con una subida del 12,27% en comparación con dichos meses de 2020, aunque todavía lejos de los niveles de antes de la pandemia (2019).

Desde Snap-on Business Solutions indicaron que la escasez de stock ha permitido a los concesionarios liberar carga financiera y por ello su liquidez ha seguido durante este 2021 una tendencia positiva. No obstante, señalaron que esa falta de stock «está impidiendo que se realicen más ventas y se engrose la cifra de negocio«, al tiempo que se está retrasando la entrega de pedidos.

El director general en España, Portugal y Latinoamérica de Snap-on Business Solutions, Tiago bastos, apuntó que los números muestran «claramente« que 2021 no va a ser el año de la recuperación de los concesionarios.

«Nada nos indica que el último trimestre del año vaya a ser diferente a lo vivido en los nueve primeros meses y, por lo tanto, tendremos que esperar a 2022 para volver a las cifras que teníamos en 2019, antes de la pandemia», subrayó.

No obstante, el directivo apuntó que el incremento del 12% de la facturación interanual se explica por la comparativa con un 2020 marcado por las restricciones vinculadas a la pandemia del coronavirus. «Si comparamos los números con 2019, estaremos, en la mayoría de los casos, ante reducciones de la facturación de doble dígito«, finalizó.