Quantcast

El 5G ha llegado para quedarse en España

Un hecho que parecía muy lejano se ha concretado desde hace más de un año. Aun queda bastante territorio que no tiene implantada la quinta generación de trasmisión de datos, pero los habitantes de las principales urbes españolas ya cuentan con el 5G en todos sus dispositivos móviles que aceptan esta tecnología.

El 5G ha llegado para cambiar el panorama tecnológico en todos los sentidos. En estos momentos, la práctica totalidad de actividades diarias, se realizan con un simple toque en el móvil. Los usuarios de todos estos servicios cada vez son más exigentes, necesitan unos productos de mayor calidad y una velocidad meteórica para su realización.

Con esta nueva forma de trasmitir datos, estos dos puntos se solventan, permitiendo a los desarrolladores de software lanzar al mercado nuevas aplicaciones y plataformas que cumplan con las expectativas de los clientes.

Muchos sectores se beneficiarán con esta nueva herramienta que brinda la tecnología. Algunos como el sector del juego, ya ha sido precursor en lanzar productos como la ruleta del casino online con muchas mejorar técnicas, gráficas y sonoras, que se han podido implantar de manera generalizada gracias al 5G. Desde ese punto, todo es progreso. No hay marcha atrás tecnológicamente hablando.

La gamificación es otro de los aspectos clave que se ha podido desarrollar de mayor medida por la llegada del 5G a nuestras vidas. Actualmente, los videojuegos son los productos más demandados de entretenimiento a nivel mundial, algo que no pasa desapercibido para otros sectores de dispar naturaleza.

Son muchos los campos que han introducido las enseñanzas de la gamificación para variar su realización diaria. Por ejemplo, en el marco laboral se ha demostrado que establecer recompensas adicionales, tal juego de consola, al conseguir hitos u objetivos, mejora el ambiente en el son de la compañía, así como los resultados a final de curso.

Hasta la sanidad se beneficia de esta forma de trasmitir datos a mayor velocidad y eliminando por completo la latencia. Desde la implantación del 5G la posibilidad de realizar operaciones a distancia, sin la necesidad de que el cirujano que dirija la intervención esté en la sala, es una realidad. Algo que parecía de ciencia ficción hace tan solo algunos años, y que demuestra hasta que punto está cambiando la tecnología la vida de la población. Este será solo el inicio de lo que está por llegar en el medio y largo plazo.