Quantcast

¡Al rico cordero! Los mejores restaurantes de Madrid disfrutar de este manjar

  • A baja temperatura, asado o frito: el cordero siempre es una opción que gusta a mayores y niños.
  • Para que puedas comer los mejores de Madrid, aquí te presentamos una selección para chuparse los dedos.

Las modalidades de consumir carne han cambiado durante estos últimos años. Algunos prefieren la carne al carbón, otros a la brasa, o la carne a baja temperatura, una de las técnicas más recientes y que está acaparando mucha popularidad. Si os hablamos de cordero, muchos de vosotros lo habréis comido en días de festividad, como la navidad, ya que el cordero es una de las carnes preferidas para dichas fechas.

Pero hoy en día, el cordero se encuentra como producto gourmet de muchas cocinas regionales de nuestro país y ha incidido en la historia gastronómica de una manera muy contundente. Para que puedas disfrutarlo con todo su esplendor, aquí te dejamos una selección con platos de cordero para chuparse los dedos.

Sagrario Tradición

Sagrario Tradición

La cocina en Sagrario Tradición se centra en un buen producto y en las preparaciones de siempre, las que no pasan de moda: una cocina reconocible, detrás de la cual hay muchas horas de investigación y reflexión. La carta está formada por recetas tradicionales, muchas de ellas recuperadas de la gastronomía regional madrileña del siglo XVIII –cada vez menos habituales– y siempre con el toque personal del chef. Nacido en una familia de viñadores y arrieros, de niño aprendió todos los secretos de la matanza y de la elaboración de queso y vino. Su estilo culinario está influido, además, por su abuela y su bisabuela, españolas emigradas a Francia, con quienes aprendió a cocinar arrimado a la lumbre y al chup-chup del puchero.

Entre los platos principales, ya tienen una legión de fieles su carrillón de cordero, mojo de anchoa y miel; su salmonete de roca frito, que se sirve entero, desespinado y con una mayonesa de azafrán; las inhabituales ancas de rana –procedentes de Zamora, con pisto y huevo frito– y el arroz con navajas a la brasa con pilpil de almejas. Cuando llegue la temporada, aparecerán los caracoles –ecológicos, procedentes de Morata de Tajuña–, bien con tuétano de vaca, bien a la vizcaína.