Quantcast

Evergrande negocia vender su filial sueca de coches eléctricos

La unidad sueca de vehículos eléctricos de China Evergrande Group está en conversaciones con empresas de capital de riesgo y socios industriales estadounidenses y europeos para encontrar nuevos propietarios, según declaró su CEO.

National Electric Vehicle Sweden AB (NEVS), propiedad del promotor inmobiliario chino que actualmente tiene problemas de liquidez, tiene fondos para «durar un buen tiempo», dijo su presidente ejecutivo, Stefan Tilk, y añadió que varios inversores estaban mostrando interés en la empresa. Reuters estima que la unidad podría estar valorada en hasta 1.000 millones de dólares (unos 863 millones de euros).

«Estamos en diálogo tanto con personas como con empresas de capital de riesgo que tienen la misma idea y dirección que nosotros y quieren entrar en esto con toda nuestra competencia». «Así que son socios industriales y capitalistas de riesgo», comentó Tilk a Reuters

Tilk agregó que NEVS, que notificó el despido de casi la mitad de sus 650 trabajadores en agosto, podría contratar personal nuevamente para obtener la operatividad que Evergrande desea en Europa si sobrevive a la crisis.

«Si Evergrande puede continuar con sus operaciones, que lo esperan, estarán interesados en tener un hueco en Europa, con infraestructura como una planta, pruebas, laboratorio. Y eso lo tenemos», explicó el directivo.

Mientras tanto, NEVS, que compró los activos del fabricante de automóviles Saab en 2012, se está enfocando en construir su ecosistema de movilidad PONS, una red autónoma de viajes compartidos para ciudades inteligentes y campus universitarios.