Quantcast

Volkswagen pone el foco en el software para construir vehículos más seguros

La firma automovilística Volkswagen ha puesto el foco hacia el futuro con el desarrollo de software inteligente que hace posible funciones más innovadoras a bordo de sus vehículos y abre posibilidades completamente nuevas, como modelos más seguros y automatizados.

En el evento ‘Innovation Talk’, celebrado por la empresa alemana este martes, Volkswagen ha destacado que el software se está convirtiendo en un nuevo factor de diferenciación frente a la competencia, así como de creación de valor. El hecho es que la compañía considera que su desarrollo es una competencia clave de la marca.

“La digitalización ha cambiado las reglas del juego. Electrificación, productos definidos de software, nuevos modelos de negocio y conducción autónoma. Estas cuatro grandes fuerzas impulsan el desarrollo futuro de los vehículos. Con nuestra estrategia mejorada Accelerate estamos dando un nuevo impulso a la digitalización de la marca”, ha indicado el consejero delegado de la marca Volkswagen, Ralf Brandstätter.

Por su parte, el responsable del área de Investigación y Desarrollo de la compañía, Thomas Ulbrich, ha subrayado que el software es la clave del futuro. “Por ese motivo, la competencia del software tiene máxima prioridad en Volkswagen”, ha añadido.

En la misma línea ha hablado el responsable de Ventas, Marketing y Posventa, Klaus Zellmer, quien ha asegurado que Volkswagen conecta lo mejor de dos mundos: “un hardware seguro y fascinante y un software inteligente”. “En el futuro, aprovecharemos más que nunca el potencial de esta fusión con continuas actualizaciones a través de la red inalámbrica”, ha destacado.

MÁS CONFORT

La empresa ha apuntado que un software más moderno permite una comunicación interactiva de máximo nivel, lo que aporta un plus de confort, dinámica y sostenibilidad. Volkswagen considera el software progresivo como un factor elemental de creación de valor, ya que abre la puerta a nuevos modelos de negocio.

Uno de los casos recientes es el software de los nuevos vehículos eléctricos de la marca, la familia ID, que están basados en la plataforma modular eléctrica (MEB) del grupo Volkswagen. Estos automóviles recibirán las actualizaciones para las unidades de control y el sistema operativo a través de la transferencia de datos móvil.

De este modo, se podrán cargar nuevas versiones de software para mantener actualizado el sistema. Además, se eliminarán posibles errores y se mejorarán algunas funciones, ya que la programación es y será un proceso evolutivo.

CONDUCCIÓN AUTOMATIZADA

A medio plazo, la nueva arquitectura de software y electrónica de Volkswagen permitirá el avance de la conducción automatizada y, por tanto, un nuevo nivel de confort y seguridad.

“Paso a paso, los escenarios definidos, como la conducción en la autopista, se van automatizando cada vez más. Volkswagen agrupa los actuales y nuevos sistemas de asistencia a la conducción automatizada bajo la marca IQ. DRIVE, que son funciones que puede activar el conductor. Por tanto, la conducción convencional seguirá siendo el escenario de partida en el transporte individual en el futuro”, ha explicado la firma alemana, que recuerda que el conductor todavía debe supervisar permanentemente los sistemas.

En el futuro, Volkswagen seguirá potenciando la automatización con nuevos proyectos de vehículos como el Trinity, previsto para el año 2026. A lo largo de los años, la escala oscilará entre el nivel 3 (conducción altamente automatizada; el conductor ya no necesita supervisar permanentemente, pero puede intervenir) y el nivel 4 (conducción totalmente automatizada, no se necesita conductor en la aplicación específica). A largo plazo, también se implantará el nivel 5 de automatización (de principio a fin sin conductor activo).

Para todo ello, Volkswagen cuenta con la Software House, un centro de desarrollo donde los equipos de la marca trabajan en el desarrollo de estos sistemas para acelerar su puesta en marcha.

“Con la Software House hemos aumentado considerablemente la velocidad y la calidad del desarrollo de software y, al mismo tiempo, hemos reducido la complejidad de los procesos”, ha reivindicado Thomas Ulbrich.