Quantcast

Renault no espera una reducción del impuesto de matriculación

El director de Operaciones Comerciales de Renault y Alpine en España y Portugal, Sébastien Guigues, no confía en que el Gobierno vuelva atrás y adapte el impuesto de matriculación a la entrada en vigor de la normativa de emisiones WLTP y ha pedido “no tocar” las etiquetas de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Así lo ha señalado en declaraciones, quien ha asegurado que “sería muy raro” que fuese adelante en el Senado la enmienda impulsada por el PDeCAT en la nueva Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, que busca una congelación de facto de la subida del impuesto de matriculación, después de que el Congreso sí aprobase la misma la semana pasada.

Desde Renault han indicado que no tienen confianza “ninguna” en que se vaya a producir una reducción de dicho impuesto, por lo que han reivindicado que poner el foco en estas iniciativas no hará favor ninguno al sector del automóvil, ya que crea dudas en los clientes y podría paralizar la demanda.

Sobre si sería una buena opción un impuesto basado en el uso y no en la compra, el directivo ha indicado que lo que está tratando de hacer Renault es focalizarse en ofrecer vehículos lo más eficientes posibles. En este sentido, ve los híbridos enchufabes como una muy buen tecnología a corto plazo, ya que combina “lo mejor de los dos mundos”.

También ha señalado los buenos datos de ventas de las versiones híbridas de los modelos de la firma francesa. Así, ha indicado que cerca de un 30% de los Clio que vende son híbridos, así como un 20% de los Captur y un 30% de los Mégane, aunque estos modelos solo estaban disponibles con la mecánica híbrida enchufable.

Sobre un posible cambio de las etiquetas medioambientales de la DGT, Guigues ha explicado que España ha inventado un sistema “bastante claro” y que en la actualidad la gente “entiende”, por lo que, en su opinión, sería bueno “no tocarlo” e intentar estabilizarlo no por la estrategia de los fabricantes, sino por el propio consumidor.

“Si un coche no contamina se llama ‘cero’, el que contamina poco es ‘ECO’ y a partir de ahí hay unas letras. Está perfecto”, ha indicado el director de Operaciones Comerciales de Renault y Alpine en España y Portugal.

A pesar de la situación vivida por la escasez de semiconductores a nivel global, Guigues ha asegurado que los fabricantes de componentes están trabajando “muy duro” día y noche para recuperar volúmenes, pero la situación es “bastante fluctuante” y Renault todavía no sabe si será necesario detener las factorías españolas, aunque augura “tiempos difíciles” en los dos próximos meses, que serán los “más complicados”.