Quantcast

La facturación de las empresas de venta y reparación de vehículos cae más de un 12% en febrero

La facturación de las empresas de venta y reparación de vehículos bajó un 12,7% en febrero, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos por la Federación de Agentes y Servicios Oficiales (Fagenauto).

Por su parte, en marzo, también últimas cifras disponibles del INE, los precios de venta de los automóviles nuevos y la factura del taller volvieron a encarecerse, un 3,3% y un 2,2% anual, respectivamente. En cambio, comprar un vehículo usado fue un 7,2% más barato que un año antes.

“La fuerte caída de la demanda de los vehículos nuevos sigue lastrando la cifra de negocio de las empresas dedicadas a la venta y reparación, que, a pesar de mejorar sus ingresos en febrero, continúan viendo cómo su facturación cae por encima del 10% respecto a 2020”, ha lamentado el secretario ejecutivo de Fagenauto, César Sanz.

Por su parte, la cifra de negocio de la venta de vehículos en España, sumando la de nuevos y la de los de ocasión, cayó un 13,6% respecto un año antes, a pesar de que facturó un 19,4% más que en enero. Mientras, la facturación de los servicios de taller también descendió un 6,5% anual, aunque frente a enero ingresaron un 9,2% más.

Sobre la evolución de precios en el sector, según explica Fagenauto, las actividades de venta y posventa de vehículos siguen alejadas del comportamiento del Índice de Precios de Consumo (IPC).

Así, mientras en los tres primeros meses del año, este índice registró una subida acumulada del 0,4%, la venta de vehículos nuevos se encareció en ese periodo un 2,6% y la factura del taller lo hizo en un 0,9%. En cambio, el precio de los vehículos de ocasión cayó un 1,5%. Fijándose en los precios de los neumáticos, estos subieron, de enero a marzo, un 0,8%, mientras que los recambios se abarataron un 0,4% y los lubricantes, un 0,3%.

“Agentes y servicios oficiales siguen lidiando con una débil demanda de vehículos nuevos y de servicios de taller. Y el único mercado con cierto tirón, la venta de vehículos de ocasión, vive un continuo deterioro de sus precios, lo que reduce sensiblemente los márgenes comerciales”, ha concluido Sanz.