Quantcast

La pandemia envejecerá el parque automovilístico español

El impacto de la pandemia en el sector automóvil derivará en un envejecimiento del parque automovilístico español, e incluso podrá generar comportamientos de riesgos relacionados con la falta de mantenimiento de seguros de coche, según ha señalado el comparador Acierto.com.

La contingencia sanitaria produjo una caída en las ventas de vehículos sin precedentes. Tal es así, que en febrero las ventas cayeron un 38%, mientras que en marzo las matriculaciones experimentaron un descenso del 30% con respecto al año anterior.

De este modo, el frenazo en las ventas aumentará la edad de los vehículos que circulan por las carreteras españolas. En 2020, la media de años de los vehículos españoles superó los 13 años, unas cifras «alarmantes», advierten desde Acierto.com, ya que «los automóviles con más de diez años tienen el doble de posibilidades de sufrir un accidente y los que superan los 14 años, el triple».

«Los principales motivos de este mayor índice de siniestralidad son la falta de sistemas de ayuda a la conducción, como el ESP y el ABS, además de un mayor riesgo de avería mientras se circula que pueda derivar en un accidente de tráfico», aclara el cofundador de Acierto.com, Mario Brüggemann.

La investigación realizada por la aseguradora también indica que el 55% de los coches que circulan por las carreteras españolas superan los 100.000 kilómetros.

Por otra parte, la crisis también ha afectado de manera adversa al mantenimiento del vehículo. Actualmente, hasta dos de cada cinco españoles admite no pasar las revisiones estipuladas por el fabricante del vehículo.

Entre las razones para no hacerlo, el dinero es el principal motivo. Así, casi el 25% de los encuestados afirma que solo lleva su coche al taller si no le queda más remedio, mientras que tres de cada cinco consultados no cambia sus neumáticos a tiempo.

Este tipo de comportamientos, advierten desde Acierto.com, podría verse agravado por la crisis.

SE DUPLICAN LOS COCHES CON ITV CADUCADA

El análisis del comparador de seguros apunta que otra consecuencia de la pandemia es el aumento de vehículos con la ITV caducada.

En concreto, la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos indica que 45 de 100 vehículos que circulan no tienen la ITV en regla, una infracción que implica una multa desde 200 hasta 500 euros.

Además, la circulación sin la ITV en regla puede conllevar importantes conflictos con el seguro en caso de siniestro. De hecho, la aseguradora podría negarse a hacerse cargo de daños propios en caso de accidente, precisamente porque los papeles del vehículo no están en regla, y también podría negarse a cubrir los daños a terceros si el percance ha tenido lugar como consecuencia de fallos mecánicos que podrían haberse detectado durante la inspección.

MENOS VEHÍCULOS ASEGURADOS

Según Acierto.com, la crisis también podría derivar en un aumento de los vehículos sin asegurar, tal como ocurrió en 2008, ya que mucha gente decide prescindir del seguro de su coche o moto.

En el primer trimestre de 2021, el número de vehículos asegurados en España se situó en algo más de 32 millones, según el FIVA, lo que implica que más de 2,5 millones de vehículos circulan sin seguro actualmente.

Desde Acierto.com consideran esto «una auténtica temeridad, pues en caso de accidente el conductor se verá obligado a responder por sí solo a los daños que haya ocasionado a terceros».

En el confinamiento, muchos españoles optaron por dar de baja su seguro para no seguir pagando, pese a la obligatoriedad de asegurar el vehículo aunque esté se encuentre estacionado en la calle o en un garaje.

En todo caso, los conductores optan cada vez más por seguros más básicos, en parte motivado por el envejecimiento del parque automovilístico, ya que los vehículos nuevos suelen ser asegurados a todo riesgo durante los primeros años, mientras que en los vehículos antiguos son más frecuentes las pólizas básicas.

El tipo de póliza que más se contrata para vehículos de más de diez años de antigüedad es el seguro a terceros ampliado, con un 34,1% sobre el total. Las pólizas a todo riesgo apenas alcanzan el 5,2%. En cambio, cuatro de cada diez conductores de vehículos que no alcanzan la década de edad demandan seguros de coche a todo riesgo.