Quantcast

El Audi e-tron GT dispondrá de llantas de aluminio sostenible producido por Alcoa

El Audi e-tron GT dispondrá de la equipamiento opcional de llantas de 20 pulgadas fabricadas por Ronal Group con aluminio obtenido mediante procesos con bajas emisiones de dióxido de carbono (CO2) suministrado por Alcoa, según ha informado el grupo automovilístico en un comunicado.

La acción forma parte de un proyecto piloto y se enmarca en la iniciativa de Audi para reducir las emisiones de CO2 en la cadena de suministro.

Alcoa será la proveedora de aluminio a partir de un proceso de fundición desarrollado por su filial Elysis, por el que se emite oxígeno en lugar de dióxido de carbono. Elysis desarrolla este proceso con una tecnología que se encuentra en fase de lanzamiento a escala comercial con investigaciones en Estados Unidos y Canadá.

Esta tecnología recurre al denominado ánodo inerte en sustitución de los ánodos de carbono que se utilizan normalmente durante la electrólisis, que es el proceso utilizado para la fabricación de aluminio primario.

De este modo, Alcoa suministra a Ronal Group una aleación de aluminio obtenido mediante el proceso de Elysis y el propio aluminio bajo en carbono de Alcoa.

Por otra parte, las llantas de aleación de aluminio de 20 pulgadas se fabrican mediante la tecnología flow forming, para optimizar el peso. Audi ha explicado que su diseño especial en forma de hélice mejora las propiedades aerodinámicas durante la conducción. Los ‘blades’ adicionales tienen dos o tres milímetros de grosor, cubriendo en gran medida las ruedas y contribuyendo de esta forma a garantizar una alta eficiencia aerodinámica.

“El aluminio está en el foco de nuestro programa de CO2 porque se requiere una gran cantidad de energía para la producción de este material. El aluminio ya ha provocado importantes emisiones de CO2 en sus procesos de producción incluso antes de que llegue a Audi. Por lo tanto, buscamos de forma activa procesos innovadores que ayuden a reducir, lo antes posible, las emisiones de CO2 durante su proceso de fabricación”, ha destacado el responsable de Estrategia de Compras de Audi, Marco Philippi.

Según Philippi, el método diseñado por Elysis es “prometedor”, ya que tiene un efecto directo en la fase de procesamiento de la materia prima. “Este tipo de innovaciones nos permiten mejorar la sostenibilidad dentro de la cadena de suministro y asegurar que nuestros modelos lleguen a los clientes con una menor huella de carbono”, apostilla.

El Audi e-tron GT es un modelo diseñado “específicamente para la deportividad y la eficiencia”, destaca la marca automovilística. Su carrocería ofrece un coeficiente de resistencia aerodinámico de 0.24, lo que contribuye de manera significativa a la autonomía eléctrica de hasta 488 o 472 kilómetros, según el ciclo WLTP.

El vehículo es el primer automóvil eléctrico de Audi que se ensambla en la línea de montaje de Audi Böllinger Höfe, en la planta de Neckarsulm (Alemania). La instalación se abastece con energía renovable desde 2020.

De su lado, Ronal Group produce las llantas en sus instalaciones de Landau (Alemania), utilizando un 100% de ecoelectricidad, y compensa el consumo de calefacción con certificados de biogás.