Quantcast

La recaudación del impuesto de matriculación se dispara un 30% en febrero

El impuesto de matriculación (tasa transferida a las comunidades autónomas) generó una recaudación de 49,66 millones de euros durante el pasado mes de febrero (últimos datos disponibles), lo que supone una fuerte subida del 30,3% en comparación con los 38,1 millones de euros ingresados en dicho mes del año pasado.

Según datos de la Agencia Tributaria, en los dos primeros meses de este 2021 las arcas públicas recaudaron más de 83,88 millones de euros en concepto de este impuesto, un 6% más que los 79,13 millones que se habían ingresado en el mismo periodo de 2020, a pesar de la caída de las ventas.

Todo ello después de que los tramos del impuesto de matriculación no se adaptasen a la entrada en vigor de la nueva normativa europea de emisiones WLTP, que es más estricta e implicó que los vehículos homologuen más emisiones que en la legislación anterior, por lo que tienen que pagar más en concepto de esta tasa.

Aunque el mercado hasta febrero cayó casi un 45%, con poco más de 100.000 unidades, la recaudación del impuesto se incrementó debido a que se multiplicó por más de dos la cuota media a pagar por cada vehículo, alcanzando los 856 euros en febrero, un 137% más, y los 829 euros en lo que va de 2021, un 115% más.

SUBE UN 8,2% EL PRECIO MEDIO DE LOS VEHÍCULOS

En cuanto al precio medio de los vehículos vendidos en España (incluyendo el impuesto de matriculación), en febrero se situó en los 20.313 euros, lo que supone una subida del 8,2%, mientras que en lo que va de año aumentó hasta los 20.189 euros, un 6,9% más.

Si se compara el precio de los coches sin incluir el impuesto de matriculación, la subida en febrero fue inferior, del 5,6%, hasta 19.457 euros, mientras que en los dos primeros meses de este año sería del 4,6%, con 19.360 euros.

Sin embargo, el valor total de los vehículos que se matricularon en España en febrero cayó hasta los 1.128 millones de euros, un 42% menos, mientras que en el acumulado del año bajó hasta la mitad (-48,6%), con 1.960 millones.

Las emisiones medias de los modelos matriculados en España también subieron hasta los 130 gramos de dióxido de carbono (CO2) por cada kilómetro recorrido, 16 gramos más que en febrero de 2020 debido a la entrada en vigor de la WLTP. En lo que va de año, las emisiones se sitúan en los 129 gramos de CO2, 14 gramos más que entre enero y febrero de 2020.