Quantcast

Seat perdió 194 millones en 2020 por el Covid-19 tras cinco años de beneficios

La automovilística Seat cerró el ejercicio 2020 con unas pérdidas después de impuestos de 194 millones de euros debido al impacto de la pandemia del coronavirus, después de cinco años de beneficios y de registrar el mejor resultado de su historia en 2019, cuando consiguió 346 millones de beneficio.

El presidente de la compañía, Wayne Griffiths, ha asegurado este lunes en rueda de prensa, junto al vicepresidente ejecutivo de Finanzas y TI de Seat, Carsten Isensee, que deben sentirse orgullosos de 2020 porque han seguido avanzado en un año «realmente difícil» y ha apuntado que su objetivo es volver a la rentabilidad este año.

El volumen mundial de ventas de Seat alcanzó 427.000 unidades el año pasado, un 25,6% menos que en 2019 (574.100 unidades), mientras que el resultado operativo anual fue de negativo por 418 millones de euros, frente a los 352 millones positivos de 2019. La firma indicó que el resultado operativo se vio además afectado negativamente por los gastos relacionados con las emisiones, que superaron los 260 millones de euros.

Cupra vendió 27.400 vehículos, un 11% más, y ya acumula 70.000 matriculaciones desde su nacimiento en 2018, al tiempo que el volumen de negocio de Seat se situó en 8.784 millones de euros en 2020, lo que supone un 21% menos que en 2019.

«RESULTADOS ESPERADOS»

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía se situó en los 157 millones de euros, con una ratio del 1,8% de las ventas, lo que en palabras de Isensee es un indicador de que su negocio es «sólido a pesar de los malos resultados de 2020».

La compañía ha asegurado que eran unos resultados esperados porque los mercados más importantes, como España, el Reino Unido e Italia, han sido algunos de los países más afectados durante la pandemia.

Sin embargo, en 2020 la empresa mantuvo su cuota de mercado en Europa en su conjunto, e incluso la aumentó en mercados como Alemania, Italia, Austria, Suiza, Israel y Turquía.

La firma automovilística destinó más de 1.000 millones de euros a inversiones y gastos de I+D en 2020, que supone el tercer año consecutivo con más de mil millones de euros invertidos dentro del plan de 5.000 millones de euros hasta 2025 anunciado en julio del año pasado, y el ‘cash flow’ operativo alcanzó una cifra positiva de 466 millones de euros en 2020

Para lograr la rentabilidad en 2021, ambos directivos han puesto el foco en el aumento del mix de vehículos híbridos enchufables y el lanzamiento del modelo 100% eléctrico Cupra Born, que permitirá alcanzar sus objetivos de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

La compañía ha asegurado que el Formentor será clave para duplicar el volumen de ventas de Cupra y supondrá el 50% de las mismas –la mitad de los Formentor serán versiones híbridas enchufables–, y los renovados Seat Ibiza y Arona también llegarán al mercado este año.

Seat y Cupra cuenta con seis modelos híbridos enchufables: Seat León, Seat León Sportstourer, Seat Tarraco, Cupra León, Cupra León Sportstourer y Cupra Formentor.