Quantcast

Los peligros de circular con neumáticos con baja presión

En el artículo de hoy volvemos a hablar de ruedas, y es que vamos a ver cuáles son los peligros de circular con neumáticos con baja presión. No hace falta decir que los neumáticos son una de las partes de mayor importancia en nuestro coche, y es una de las que tenemos que revisar de forma frecuente para su correcto funcionamiento. La revisión de la presión de las ruedas es vital, y es que como vamos a ver en este artículo, una presión inadecuada de las ruedas, sea alta o baja, puede tener consecuencias muy negativas y peligrosas. Hay estimaciones que acercan al 70% el número de conductores de la Unión Europea que circulan con una presión inadecuada en los neumáticos de su coche, por lo que el riesgo es mucho mayor, pero no solo para el conductor, también para el medio ambiente.

Veamos cuáles son las consecuencias de circular con baja presión en las ruedas:

Aumenta el consumo y la contaminación

Neumáticos con baja presión

En primer lugar, la primera de las consecuencias de circular con neumáticos con baja presión es la del consumo de combustible, y es que aumenta bastante. Esto es debido a que cuando las ruedas no tienen la presión adecuada, la resistencia que ofrecen hace que se necesite más combustible para recorrer la misma distancia. Por consiguiente, el desgaste de los neumáticos es mayor y se tendrán que sustituir mucho antes que si los llevásemos correctamente hinchados y en buen estado.

Hay que tener cuidado y revisar cómo se produce el desgaste de los neumáticos, y es que puede ser que no se produzca de forma uniforme, por lo que la parte de fuera se puede ver bien pero por dentro esté desgastado, lo que conlleva un riesgo muy importante de reventón de neumático. Al no tener el aire suficiente en su interior, los neumáticos se deformarán y recibirán fricción donde no deberían, por lo que el reventón está casi asegurado, y es una de las principales causas de accidentes graves en las carreteras.