Quantcast

Los locales recomendados para los más “champaneros”

  • Desde Candela Madrid a Salmon Guru, Madrid se ha convertido en el templo de los más champaneros para degustar esta bebida espumosa.
  • Los hay para todos los gustos: desde 17 euros… ¡hasta 100.000!

No hay ninguna duda: la bebida por excelencia de la Navidad y el Año Nuevo, y en general de todas las celebraciones, es un vino francés de color dorado y lleno de burbujas: el champán. Los champaneros se cuentan por miles. No es vano cada año se producen 268 millones de botellas de esta bebida espumosa.

La tradición -cuestionada por no pocos- atribuye el descubrimiento del champán a Dom Pierre Pérignon, un monje benedictino francés que vivió entre 1638 y 1715 y que pasó buena parte de sus 77 años de vida en la abadía de Hautvilliers, situada en plena región de Champagne (aquella en la que se elabora el champán).

La leyenda cuenta que dio con la fórmula del champán (el famoso método de la doble fermentación) por pura casualidad y que cuando bebió por primera vez ese vino espumoso y sintió en su boca la explosión de todas esas burbujas llamó a gritos a los demás monjes de la abadía: “¡Venid corriendo, estoy bebiendo las estrellas!”. Para quienes deseen degustar esta bebida, aquí van los 10 lugares perfectos en Madrid

Horcher

Madrid
Horcher

El restaurante Horcher lleva sirviendo autenticidad frente a los jardines del Parque del Retiro desde el año 1943; verdades basadas en la tradición que el abuelo de Elisabeth, Otto, metió en su maleta para fundar en Madrid uno de los templos del buen comer

Su impronta y su personalidad siguen aún marcadas en las paredes de este clásico entre los clásicos. El tiempo se suspende cuando se suben los peldaños que desde el número 6 de la calle Alfonso XII sumergen al comensal en una de las salas más prestigiosas de la capital, esa donde han estado todo tipo de celebridades. En este salón se ha cocinado parte de la Historia contemporánea de España y nada más entrar en él y vislumbrar cada uno de los detalles de las mesas (con bellísimas cristalerías Riedel, cuberterías de plata, mantelerías impolutas y porcelanas cargadas de leyendas) se intuye una aventura inolvidable para los cinco sentidos. Los champaneros podrán encontrar una surtida carta, desde Louis Roederer a Bollinger. Un recorrido por los clásicos difícil de olvidar.